Echo And The Bunnymen revisitados, 30 años después


Echo And The Bunnymen grabaron su primer LP, “Crocodiles”, en el inicio de la década de los 80 y, todavía, este disco está entre los imprescindibles de la llamada música alternativa.

Y bien lo sabe Ian McCulloch, que de vez en cuando sale en las páginas del NME como si fuera Bette Davies en “¿Qué fue de Baby Jane? Con su ego dolorido por todo lo que fue y, sobre todo, porque…. se fue.

Pero “Crocodiles” es uno de los mejores debut de los 80, un disco lleno de fatalidad introspectiva, entre la desesperación y el optimismo. Grabado durante tres semanas de junio en Gales.

Una de las curiosidades del disco es que todas sus canciones estaban por debajo de los “inmediatos” tres minutos de duración, como mandan los cánones del punk.

Cada canción parecía haber sido grabada en un sótano, con una fuerte presencia de línea del bajo y una guitarra discordante, para envolver la melancólica voz de su líder. 

La portada del disco también es una joyita, porque marcó la estética de los flequillos y los abrigos guardapolvos que, con la ingenuidad que teníamos por aquel entonces en España, pasaría a formar parte del imaginario popular como el look de los “siniestros”.

“Rescue”

“Villiers Terrace”

Esta entrada fue publicada en Mi bote de Botox: Al rico Recuerding! y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Echo And The Bunnymen revisitados, 30 años después

  1. AnónimoHomónimo dijo:

    Igsssnorantes! Como Ocean Rain ninguno… Solo le falta un Bring on the Dancing Horses para triunfar. De todas formas aún seguían dando guerra. El What are you gonna do with your life es de no hace muchos años y es muy bueno también.

  2. Le Bon dijo:

    Además del estribillo, decirte que sí, que dieron el pistoletazo de la moda guardapolvo; el mío lo compré de segunda manos en los Encantes (para desesperación de mi madre) pero debo decir que fue más por Ultravox que por los Echo…

    Crocodiles es nervio, desolación, misterio, esperanza y juventud… pero a mí lo que me roba el alma es la voz del señor McCulloch, y cuando escucho The Killing Moon alucino por su grandeza. Incluso el Lips like Sugar me sigue animando a saltar a la pista.

    No hace mucho vi una foto de McCulloch en un Mondo Brutto: el tiempo pasa, los excesos quedan…

  3. Le Bon dijo:

    Won’t you come on down to my
    Won’t you come on down to my rescue

  4. vanvic68 dijo:

    Yo soy un adorador por siempre de Porcupine. Para mí aquí empiezan y acaban los Echos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s