Réquiem por Jerry García


kelley

Un día como hoy, Jerry García hubiese cumplido 67 años, pero su larga amistad con la heroína se reflejó en un ataque al corazón -hace ya cuatro 9 de agosto- que acabó con uno de los mejores guitarristas de la historia.

El indiscutible alma de Grateful Dead, los Dead, prácticamente inventó el concepto de una jamband, embarcándose en giras interminables. Y, aunque a muchos les extrañe esto que van a leer, los Dead fueron indie mucho antes de que ni tan siquiera se inventara ese término como género musical.

Indie, porque el espíritu hippy-psicodélico de los Deads les hizo mantenerse al margen de la industria musical, dejando que sus muchos seguidores (los Deadheads) se hicieran sus propias grabaciones durante sus impresionantes directos y los convirtieran después en bootlegs o grabaciones piratas, conocidas como tapes, que se iban pasando de unos a otros o, incluso, vendiendo entre concierto y concierto, y todo con el consentimiento de la banda.

El abuelo de Jerome, John “Jerry” García fue un emigrante español que se curró la vida como pudo de electricista y fue su hijo José quien, como músico profesional de Jazz, acabó determinando la vocación de Jerry como guitarrista.

Grateful Dead representó la contracultura de los 60 y sobrevivieron a la invasión brit y al binomio Beatles-Rolling. De hecho, sobrevivieron a todo, ya que los Death es una de las bandas más longevas del rock americano, publicando su último disco de estudio en los 90.

Grateful Dead y, sobre todo, Jerry García, han sido responsables de un montón de imaginería y tópicos del rock; la fidelidad de sus fans (Deadheads), que vendían todo tipo de parafernalia entre conciertos para financiarse el seguimiento del tour, las portadas de sus discos (Skull&Roses, “Steal your face” skull, The Jester…), que  acabaron convirtiéndose en insignias de los “Hell’s Angels”.

Igual en Europa no les hicimos caso, pero en EE.UU. son una leyenda y, hasta en la Casa Blanca “obamaniaca” “es guay” decir que eres muy fan de los de Frisco. Por su parte, García ya tuvo en vida todos los reconocimientos que, al contrario que nosotros, los yankees saben dar a sus estrellas, pero cuando todavía viven, que tiene más mérito.

“Touch of Grey” en directo

Esta entrada fue publicada en Mi bote de Botox: Al rico Recuerding! y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s