Canciones con mala hostia


Que las estrellas del rock son tan rencorosillas como el más común de los mortales no es algo tan público, aunque sea una obviedad.

Así, cuando a los “pringaos” nos dejan, nos rascamos las pulgas del despecho dando la brasa a nuestros amigos, mientras que los artistas prefieren despacharse poniendo a parir a sus ex cantando.

Pero veamos algunos ejemplos de esos grandes mitos que la prensa musical nos ha vendido como si fueran Santa Teresa de Calcuta y que, cuando sus parejas les hacen la 13-14, se vengan ridiculizándolas públicamente supurando mala hostia en la letra de alguna canción, con la que, para mayor escarnio de su víctima, encima se forran.

Todavía no está claro si Carly Simon compuso “You’re so vain” pensando en James Taylor, su pareja de entonces, o en Cat Stevens, su novio anterior. Pero la letra tiene bastante retranca:

“Caminabas en la fiesta como quien anda sobre la cubierta de un yate… Tienes un ojo puesto en el espejo… Y todas las chicas sueñan que quieren ser tus compañeras… Me tuviste durante unos cuantos años cuando todavía era una ingenua y decías que hacíamos una bonita pareja… Pero dejaste las cosas que amabas y una de ellas era yo… Eres tan presumido que probablemente pienses que esta canción es sobre ti… Estás en el lugar donde debiste estar siempre y cuando no, es que estás con la mujer de alguno de tus mejores amigos”

Suze Rotolo, la que fuera novia de Bob Dylan y portada de uno de sus discos esenciales; “The Freewheelin”, sabe bien lo que se siente cuando te dedican una canción despechada. Pese a que Zimmerman dejó a la Rotolo tras tres años de intensa relación por Joan Baez, el divo se quedó tan a gusto llamando a la hermana de su ex; parásita y a su madre; amargada, en la canción “Ballad in Plain D”.

Otra que también se puso los puntos sobre las “íes” a su ex, nada más y nada menos que “Slowhand” Eric Clapton, fue Sheryl Crowe en “You’re my favorite mistake”. Y por si el título de la canción no deja clara la intención de la rockera-country, la letra despeja cualquier duda:

“Sabes que cuando te vas es el final perfecto de un pésimo día que acabo de comenzar… Cuando te vas, todo lo que sé es que eres mi error favorito”

 

Y por poner algún ejemplo patrio, valga la caspa que representa, tenemos a nuestro impagable Julio Iglesias, “er Yuli”, que dedicó a “La China”, más conocida como la Preysler, las siguientes palabritas en “Lo mejor de tu vida”:

“ Fuiste mía, sólo mía, mía, mía, cuando tu vientre era aún una colina cerrada… Lo mejor de tu vida me lo he llevado yo, lo mejor de tu vida lo he disfrutado yo… Tu experiencia primera, el despertar de tu carne, tu inocencia salvaje, me la he bebido yo…”

¡Oye, y tan a gusto que se quedó!

Esta entrada fue publicada en Mi bote de Botox: Al rico Recuerding!, Tengo un Pollo en el Horno y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Canciones con mala hostia

  1. Anónimo dijo:

    chinguen su madre

  2. Pingback: 6 motivos 6, para amar vs. odiar a Bob Dylan « Rockeros drogotas y portadas idiotas

  3. Claire Bear dijo:

    tiene que sentar mal eso, no? si sienta mal que alguien hable de tí a tus espaldas, que te hagan una canción en la que te insulten a la cara, lo vea todo el munndo y encima se forren con ella tiene que ser muy humillante. IMagínate en la fiesta de Navidad (empiezo a tener ganas de que llegue y se me nota) y gente a la que hace mucho que no ves va a saludarte y te dice: “Tía, que fuerte lo de Bob (Dylan) no? ¿Tú como estás?”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s